Premios y Becas de la Fundación
Abierta convocatoria de
Premios y Becas de la Fundación
Española de Artroscopia

Premios y Becas 2017
Congreso AEA-SEROD 2017
5º Congreso conjunto
17-19 de mayode 2017. Alicante


Web del Congreso
Plan Nacional de Formación en Artroscopia (PNFA)
Encuesta de Actividad Artroscópica (EAA)
Encuesta para conocer y evaluar la situación actual de esta técnica y su evolución durante los próximos años.

Página Web encuesta EAA
Resultados encuesta 2014
Revista Española de Artroscopia y Cirugía Articular

In Memoriam Dr. D. Rafael Canosa Sevillano - COT Hospital Quirón

Cursos_2011

Carta en PDF

 

In Memoriam Rafael Canosa Sevillano

El sábado 1 de febrero 2014 falleció nuestro jefe, compañero, amigo, Rafa Canosa Sevillano.

Algunos de nosotros tuvimos la oportunidad de conocerte como Tutor de Residentes en el Hospital Universitario de la Princesa. Como buen docente, sabías cuándo tenías que tirarnos de la oreja, cuándo darnos un abrazo, cómo defendernos de los avatares de la presión asistencial, cómo estimular nuestra formación y, sobre todo, supiste marcar con tu ejemplo las líneas que nos convirtieran en buenos médicos y buenas personas. Todos queríamos parecernos a ti.

Varios de nosotros hemos podido disfrutarte en tu etapa como Jefe del Área de Cirugía Ortopédica, Traumatología y Rehabilitación del Hospital Universitario Fundación de Alcorcón. Iniciaste un gran proyecto como el Jefe más joven de los hospitales de Madrid, y te rodeaste de un grupo de profesionales nada convencional, con ganas de crecer a tu lado, cuando lo fácil hubiera sido rodearte de mediocres que no te hicieran sombra. Eras Jefe, pero pronto demostraste que también eras un compañero, un amigo. Apostaste por algo atípico para un Jefe: el desarrollo de las Unidades Funcionales, el crecimiento y la proyección de tu equipo, cuando también lo fácil hubiera sido crear cirujanos remendones y dóciles. La superespecialización, algo que hoy se ve como el futuro (y el presente ya en algunos centros) supuso entonces un proyecto valiente y novedoso. No existía ningún hospital en nuestro entorno (patrio) en el que existiera un desarrollo científico y asistencial tan profundo y estimulante por Unidades. También fuiste innovador al incorporar al equipo a otros profesionales de otras especialidades (Medicina Familiar y Comunitaria, Reumatología) para complementar nuestra actividad y buscar la excelencia asistencial. Tu exigencia era paralela a tu capacidad de trabajo y a tu entrega. Tu ejemplo era gratificante y tu generosidad permitió que nos formáramos, visitar centros nacionales y extranjeros, organizar cursos y congresos, progresar en nuestras patologías. El crecimiento científico y humano de todos nosotros fue posible gracias a tu generosidad. De tu espíritu de gran jugador de rugby quedaba la nobleza (eras capaz de golpear y abrazar después), tu rebeldía frente a los caprichos políticos de algunas direcciones (eras siempre uno de los nuestros), tu empuje (incansable siempre en la melé con todos), y el tercer tiempo (nos sentíamos equipo también fuera del hospital). Cultivaste siempre las buenas relaciones con otros Servicios, y fuiste un ejemplo a seguir en la gestión administrativa y humana.

Cuando hace unos años nos reuniste a unos cuantos y nos hablaste ilusionado de un proyecto nuevo para seguir desarrollando un modelo asistencial diferente, no lo dudamos. Sólo había un local, sin edificio, con una caseta de obra, un proyecto, mucha ilusión, y estabas tú Rafa. Firmamos en blanco, con la mejor garantía de futuro que eras tú. Dejábamos un puerto seguro, con amarre en propiedad, para embarcarnos contigo como patrón en una barcaza que haría aguas durante un tiempo. Los inicios en el Hospital Quirón Madrid fueron duros. Trabajaste con la ilusión de un residente de primer año y conseguiste establecer en tiempo record un sistema de trabajo ejemplar, incorporando profesionales de diferentes procedencias que pronto pasaron a formar parte de una gran familia. Tenías el don de integrar a celadores, auxiliares, administrativos, enfermería, médicos especialistas, y hacerles sentir queridos e importantes en el trabajo común. Tus valores humanos nos han servido a todos como ejemplo a seguir, y puedes sentirte feliz a juzgar por las relaciones personales y profesionales que unen a todos los que hemos trabajado contigo. Confiaste en nosotros la salud de tu familia. Lucía y Javier, estamos seguros que sabéis que somos vuestra familia también.

Tu temperamento, fruto de tu inconformismo y de tu búsqueda de la excelencia, te hizo tener enfrentamientos con algunos gestores y amigos. Embestías como un primera línea, pero siempre mirando hacia atrás a tu equipo. Tu nobleza estaba fuera de toda duda porque defendías a tu gran familia frente a cualquier contingencia que te pareciera injusta o improcedente. Gracias por tu lucha siempre.

Durante toda tu vida profesional te has caracterizado por lidiar con las cirugías más complejas, por cultivar las relaciones societarias (eras el actual Presidente de tu querida Asociación Española de Artroscopia (AEA)), por la docencia de pregrado y de postgrado, por actualizarte viajando a trabajar con los mejores profesionales del mundo, por incorporar las tecnologías más avanzadas a tu práctica diaria, y por hacer del paciente el centro de tus ilusiones y tus desvelos.

Unos días antes de dejarnos, seguías trabajando con el mismo empuje de siempre, la misma exigencia, la misma lucidez mental, y la misma destreza quirúrgica. Seguías demostrando tu amor por tu profesión, por tu Hospital, por tu gente. Habías planificado el año 2014, la actividad asistencial, las sesiones clínicas, las áreas de mejora, las reuniones de gestión. Tenemos bien guardado todo lo que nos has dado en tu vida. Tu ilusión está ahora tan viva como lo ha estado siempre desde que te conocemos. Nunca hemos perdido la fe en ti.

Hemos tenido el privilegio de conocerte y vivirte, de seguirte siempre. De poderte querer y de sentirnos tan queridos por ti.

Hemos perdido el timonel, pero tu barco continúa navegando y estarás orgulloso de nuestro trabajo y de nuestro rumbo.

Muchas gracias por todo Rafa, descansa en Paz.

Manuel Monteagudo, José Tabuenca, Ernesto Maceira, Ignacio Álvarez y el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Quirón Madrid